Juegos de Facebook ¿Por qué son gratis tantos juegos y aplicaciones?

Por qué son gratis tantos juegos y aplicaciones de Facebook

Seguro que te ha pasado alguna vez: estás navegando por Facebook ya sea en tu ordenador o en tu teléfono móvil y te llegan mensajes sobre amigos tuyos que estan usando el juego de moda de turno en Facebook, o incluso directamente estos amigos te sugieren por activa que te descargues el juego pensando que debes disfrutarlo tú también.

¿Error?

Facebook y algunos (muchos) desarrolladores de aplicaciones masivas te van a dar todas las facilidades, incluso más de las que necesitas, para permitirte ser todo un/a prosumidor/a, es decir una persona que consume un producto o servicio y que se convierte en mecanismo de transmisión de este producto o servicio.

Lo que pasa es que la legalidad de Facebook no está pensada para tu bienestar y protección sino para el mayor beneficio económico, signo de los tiempos.

Esto hace posible que la información que podría disuadirte de usar y sobre todo promocionar estas aplicaciones (incluyendo juegos) se entierre tan profundo que no te sea ni fácil ni cómodo llegar hasta ella y mucho menos darle la importancia que tiene… Con pantalla grande cuesta encontrarla, con móviles es materialmente casi imposible para el gran público… Y no pienses que estará recuadrada en rojo y en negrita, el aspecto es de lo más anodino…
Gris claro sobre blanco, “casi parece” que lo hagan a propósito para que pase desapercibida

Vamos paso a paso y te enseño dónde está el truco que hace viable el negocio del desarrollo gratuito de juegos para Facebook y dispositivos móviles para que, por lo menos, seas consciente de que te están quitando algo.

El terreno de juego

He escogido Facebook precisamente porque ahora puede operar también como entidad financiera.
También y principalmente porque se nutre de 1.600 millones de personas… Perdón, usuarios.
Además como irás viendo, desde aquí se puede saltar a otras plataformas masivas: Android y iOS.

Si quieres hacer esto, recomiendo seguir estos pasos tras una pantalla grande y no con tu móvil.

Entro en Facebook y me voy a “Juegos”:

Juegos Facebook

Voy a escoger de entre los juegos que el propio Facebook declara “DESTACADOS”…

Los Juegos de Facebook tienen un precio aunque no pagues dinero sino con tu privacidad

Como la saga Candy Crush es eso, una saga, voy a escoger este aleatoriamente, Candy Crush bla bla…

Centra tu atención en el rectángulo rojo:

Letra pequeña del juego Candy Crush Saga para Facebook

Letra pequeña del juego Candy Crush Saga para Facebook

Como decía, alguien encontrará difícil la lectura, no se ha hecho para destacar que digamos.
No obstante ya se anticipa que vas a ceder voluntariamente “algo”.

Un momento… Si hay sitio de sobras para meter más letra pequeña, ¿qué hace ahí ese icono de información?
Voy a poner el puntero del mouse sobre él a ver qué pasa…

¿Otra información pública?

¿”Otra información pública”? Y la de todos tus amigos en Facebook!!

 
 

¿Qué implica esa “otra información”?

 
Comencemos por proteger un poco mejor tu privacidad y la de los demás mientras repasamos el concepto este tan etéreo de “otra información”.

Si revisas la imagen de encima, con el rectángulo rojo, verás un enlace que dice “editar la información que proporcionas”, clic y tendrás tu versión de esto:

Otra informacion - según Facebook -

Otra informacion pública – según Facebook – seguimos con muchas incógnitas…

Si repites el experimento con otros juegos destacados encontrarás resultados similares, algunos requieren menos información, pero no creas que son más inocentes por ello. “8 Ball Champion” se conforma con el primer punto (el que no puedes editar y contiene esa “otra información”), “Palabras con amigos” pide lo primero y tu correo, al igual que “Apalabrados”.

¿No te llama la atención eso de acceder a tu lista de amigos? DEBERÍA

¿Es necesario ceder esa información para jugar? EL JUEGO NO LA NECESITA PARA NADA, PERO SUS DUEÑOS SÍ

¿Cómo se pretende que usar esa información pueda “mejorar mi experiencia social”? PARA CONVERTIRTE EN UN PROSUMIDOR MÁS EFICAZ

Si esto te ha gustado, lo que viene te va a encantar

 

¿Cómo conservar algo de tu privacidad?

 
Por imperativo legal Facebook debe proveer los mecanismos (mínimos supongo) para que el usuario no sea una mera víctima mercantil, aunque visto este proceso, tiene toda la pinta de haber sido diseñado por abogados y no por desarrolladores. Pero existe, vamos a ver cómo puedes configurar el uso que las aplicaciones de Facebook hacen de tu información (pública) de perfil.
No olvides que los juegos son aplicaciones.

En la siguiente imagen hay 4 secciones, la que te importa más y origen de este artículo es la #1, he numerado las otras 3 para repasarlas pero será otro día en una actualización posterior.

¡Vamos al tema! Con el número uno “Aplicaciones que usan otras personas“.
 

Disculpe… ¿Cómo dice?

 
Vamos a demorar un poco la explicación para conservar privacidad, que esto de “Aplicaciones que usan otras personas” parece que promete.
 

¿Y a ti qué más te da qué aplicaciones use la otra gente?

 

Pues que sepas que te importa y mucho. Más que las aplicaciones, lo que cuenta es su configuración de privacidad.

 
Por hacer una comparación voy a hablarte de contagio: si tú te cuidas y conoces la salud de tu entorno es razonable pensar que tienes menos posibilidades de “pillar algo”, pero si vas a ciegas no importa lo bien que te cuides, es cuestión de tiempo que “pilles”.

Bueno, no vas a enfermar, pero si no vas con cuidado tus defensas son tan débiles como la más débil configuración de tus amigos de Facebook.

Es el momento para recordar ese permiso que cede la lista de tus amigos de Facebook. ¿Ves ya la cadena?

El uso de tu información pública no depende exclusivamente de tu actitud ante la privacidad, eres solamente un eslabón en la cadena de tus amistades de Facebook.

Como en las películas de mafiosos, si pillan a uno acabarán pillando a casi todos. Si tu familia o amigos o amigos de amigos no tienen una configuración mínimamente decente, estarán cediendo información tuya.

¿Cómo crees que ha crecido una red hasta casi 2.000 millones de usuarios? ¡Pronto habrá más usuarios de Facebook que chinos e indios juntos!

Hay una lectura (me remito de nuevo a la imagen del rectángulo rojo) a la que podrás acceder mediante el enlace “Política de Privacidad” (de King, la empresa responsable de cientos de títulos súper conocidos en todo el mundo como la saga Candy Crash), lectura larga y densa de la que te avanzo un brevísimo fragmento:

“Al igual que muchas empresas, podemos utilizar información sobre usted en relación con la publicidad. Esto incluye el uso de la información que tenemos sobre usted, como los juegos que juega, para tratar de asegurarse de que sólo vea la publicidad que podría ser de interés para usted. Por ejemplo, si sabemos que juegas a Candy Crush Saga, podríamos sugerirle que continúes la aventura en Candy Crush Soda Saga al mostrarte un anuncio para Candy Crush Soda Saga. También podemos utilizar la información que tenemos acerca de usted para ayudar a un tercero a entregar anuncios que se adaptan a usted sobre la base de una determinación de sus características o intereses por nosotros sobre la base de la información que tenemos sobre usted.”

Yo me lo he leído de pé a pá y sin ser especialista en derecho, mi conclusión objetiva es que hay mucho rincón en el que esconderse “sin hacer nada malo”.

Lo mínimo que te pasará es que de repente tendrás anuncios de Candy Crush por todos lados, además ya no necesitas preguntarte cómo puede ser que acabes de jubilarte y de repente te lluevan ofertas de viajes, productos financieros, coches descapotables para 2, etc… No sé qué es lo peor que puede pasar, creo que faltan unos años aún para comenzar a verlo venir en plan “así que este marrón es lo que llamaban revolución 2.0“.

Y no hablo aquí de Big Data, porque el contenido también se evalúa (de otro modo y casi da más miedo); que sepas que probablemente todas esas campañas de recogida de dinero para este o aquél niño enfermo harán que aunque se cure jamás consiga un seguro médico privado decente, solamente uno entre millones de casos distintos a tu alrededor, todos basados en información que regalamos a algunas empresas para que la vendan al mejor postor.

No pretendo demonizar a Facebook, que ofrece algunas cosas positivas, ni a todos los desarrolladores de aplicaciones móviles.
En mi propia empresa entre otras cosas hacemos desarrollo de aplicaciones móviles, o sea que me haría un flaco favor diciendo que todo es malo.

La Web 2.0 es toda una revolución y es bienvenida; pero no alcanza por igual a toda la comunidad, por lo que como en todas las revoluciones asimétricas aparecen nuevos depredadores.

La culpa es en parte nuestra, de todos. Miro a mi alrededor y veo mucha irresponsabilidad entre usuari@s. Cada uno es responsable de sí mismo y en materia de privacidad y Redes Sociales la mayoría somos unos perfectos irresponsables que conducimos con los ojos cerrados. Algun@s más conscientes vamos con cuidado y aún así nos la pegan, por lo que siento la necesidad de levantar la mano y pedir la palabra para prevenir a los que disfrutan de una gran y mejorada experiencia social

 
 

Ahora ya sí, vamos a proteger tu privacidad

Accede a la configuración de aplicaciones mediante el menú superior:

Menú de Configuracion de Aplicaciones Facebook

Menú de Configuración de Aplicaciones Facebook

Si te has fijado, el icono de “Aplicaciones” a la izquierda es idéntico al que se usa para acceder a “Juegos” desde el inicio de Facebook. Juego = Aplicación. Si no lo encuentras, mira la imagen siguiente.
Lee detenidamente lo que pone en la sección [1] y cambia mentalmente “llevársela” por “entregárnosla”.

Configuración de Aplicaciones Facebook

Configuración de Aplicaciones Facebook

Mediante el botón de [Editar] accedemos a la configuración donde, por fin, podemos ver algo de detalle sobre esa “otra información”…

Yo lo tengo todo desactivado excepto “Mi sitio web”, lo que es lógico teniendo en cuenta mi especialidad en posicionamiento web.

Lo que Facebook llama -otra información-

Lo que Facebook llama -otra información-

Cuando edites las configuraciones no olvides guardar los cambios.

Política de privacidad de Facebook

Puedes consultarla cuando quieras además de los aspectos básicos sobre privacidad de Facebook, ya te adelanto que son muy optimistas y de hecho remarcan literalmente:

“Te damos la posibilidad de compartir contenido como parte de nuestra misión de hacer del mundo un lugar más abierto y conectado.”

También se corroboran afirmaciones previas al leer esto:

“Recibimos información sobre ti y tus actividades dentro y fuera de Facebook que nos proporcionan socios externos”

Si usas Whatsapp como la mayoría de gente que conoces (y yo soy uno) te interesará saber que:

“Recibimos información acerca de ti que nos proporcionan empresas pertenecientes a Facebook u operadas por Facebook”

El primer párrafo de la política de privacidad resume perfectamente el negocio tras la Web 2.0

Al final, desde un punto de vista crítico en el contexto del tema del artículo y sin caer en alarmismos ni visiones apocalípticas, es fácil contemplar la Web 2.0 como un organismo complejo, una red donde la información fluye entrando y saliendo, enriquecida tras cada interacción.

La ilusión de control

Esa información, nuestras vidas, son destiladas en perfiles tipo autodefinidos por nuestra propia actividad y todo lo que dejamos alegremente escrito o en imagen sobre nosotros mismos y nuestro entorno social.

Somos individuos con personalidades muy distintas pero fácilmente agrupables si se dispone de una perspectiva suficiente. En breve hablo de esta perspectiva.

Puedes creer que “controlas” porque eres muy consciente del contenido que vas dejando atrás, sabes lo que haces, el problema lo tienes con lo que no ves de ti mism@. Vamos dejando un rastro en forma de patrones de conducta, un rastro que procede de tu subconsciente y por ello escapa a tu control. No se trata de conocerse bien, se trata de un problema de adquisición y proceso de datos.

¿Cómo se llega a tener esa perspectiva?
No es un secreto: se llama BIG DATA

Tú no puedes, precisamente porque solamente eres human@. La adquisición y proceso de datos es un proceso masivo de recogida de datos que luego son triturados, clasificados y ordenados para obtener conclusiones con valor en el mercado. Es como excavar una montaña entera y reducirla a 5 kg de oro.

Esto es trabajo para las máquinas, ordenadores más parecidos a los de CERN o el Centro Nacional de Supercomputación que a los que tienes en casa. Se pasan miles de horas al año (de hecho todas ellas) recogiendo “todo lo que pasa por el tubo”, ese fluir de información entre redes ¿recuerdas?

Al final se acumulan Terabytes de información (toneladas de oro, acudiendo al ejemplo de la excavación de montañas) que tienen un alto valor para muchas empresas.

Entre esos Terabytes hay unos cientos de Kilobytes muy especiales ¿Especiales por qué?

Porque eres tú

Debes ser consciente de lo que sacrificas, revisa los permisos de tus juegos/aplicaciones.
Los juegos de Facebook se financian entre otras cosas vendiendo tus datos a terceros. por Ricard Menor, esta página trata sobre el precio que pagas por muchas de las aplicaciones gratuitas.

¿Cuál es tu opinión?

Tu cuenta de correo no se hará pública.

¡Pon tu web a trabajar ya! Contacta hoy sin compromiso